Prevención del Cáncer de Piel

Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel.

El día 13 de junio se celebra el DÍA EUROPEO DE LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE PIEL, con el objetivo de concienciar a la población sobre la importancia de adoptar buenos hábitos relativos a la exposición solar.

El cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más fáciles de tratar, con una tasa de curación muy alta. Sin embargo, la concienciación pública acerca de los síntomas y signos de presentación del cáncer de piel es actualmente baja. Es necesario conocer los riesgos derivados de la exposición solar para poder modificar las conductas.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el incremento de la incidencia de tumores cutáneos se relaciona con la exposición a la radiación ultravioleta y el tipo de piel. El tipo de exposición solar causante del cáncer de piel parece ser diferente para cada uno de los tipos

Con el término “Cáncer de piel” se engloban diferentes tipos de tumor, cada uno de los cuales tiene síntomas, tratamientos y gravedad diferentes. Las lesiones cancerosas suelen aparecer en las zonas que con mayor frecuencia están expuestas a los rayos (UVA y UVB) como la cara, el cuello, la espalda y las extremidades. Es más común en personas de más de 50 años, pero cualquiera puede resultar afectado.

Los niños y los adolescentes son particularmente vulnerables a los efectos nocivos de las radiaciones ultravioleta. Hay que recordar que nuestra piel tiene “memoria” y almacena las sucesivas veces que la hemos sometido a un sol excesivo. Además, el 80% del daño solar se produce antes de los 18 años, por lo que la educación a estas edades es fundamental para prevenirlo y aprender a detectarlo precozmente.

El tipo de piel también es importante. Las personas de piel clara sufren más quemaduras solares y tienen un riesgo más elevado de cáncer de piel que las de piel oscura. Sin embargo, a pesar de que la incidencia de cáncer de piel es menor en las personas de piel oscura, los cánceres suelen detectarse más tarde, en un estadio más peligroso. El riesgo de lesiones cutáneas, envejecimiento prematuro de la piel e inmunodepresión es independiente del tipo de piel.

¿Cuáles son las características más comunes del cáncer de piel?

  • Al crecer en la piel tienen más probabilidad de ser detectados a tiempo.
  • El crecimiento lento permite examinar la piel con frecuencia y consultar a tiempo al especialista.
  • Diagnóstico simple. No es necesario un coste elevado ni grandes recursos, ya que con un examen por parte de un dermatólogo, una biopsia de piel si lo requiere y una pequeña operación quirúrgica con anestesia local pueden ser las mayores complicaciones que tenga el paciente.
  • Con un diagnóstico precoz, incluso los tumores malignos pueden ser extirpables con una recuperación del 90% e incluso, en determinados casos, hasta el 100%.
  • Se hace hincapié en el daño solar producido en nuestra piel, ya que tomando las medidas de protección necesarias se podrá prevenir la aparición de manchas o tumores.

El cáncer de piel es más frecuente en personas mayores de 50 años o personas que se han expuesto al sol de forma prolongada o intensa.

La OMS recomienda las siguientes medidas para protegerse de la exposición excesiva a las radiaciones ultravioleta.

  • Limitar el tiempo que se pasa bajo el sol de mediodía.
  • Preferir la sombra.
  • Usar prendas protectoras, incluyendo un sombrero de ala ancha para proteger los ojos, el rostro y el cuello.
  • Usar gafas de sol cerradas a los lados que den una protección de 99% a 100% contra las radiaciones ultravioleta A y B.
  • En las zonas de la piel que no estén cubiertas por la ropa, untar abundantemente y renovar con frecuencia un filtro solar de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) de 30+. Los filtros solares no deben usarse con la idea de prolongar el tiempo que se pasa al sol y las personas que los usan para broncearse deben ser conscientes de la necesidad de limitar el tiempo que se exponen al sol.
  • Evitar las camas bronceadoras: el uso de estos aparatos antes de los 35 años de edad se acompaña de un aumento del 75% del riesgo de melanoma maligno. Las camas y las lámparas bronceadoras no deberían usarse a menos que sea bajo supervisión médica. La OMS recomienda prohibir su uso en los menores de 18 años.
  • Proteger a los bebés y los niños pequeños: siempre se debe mantener a los niños a la sombra.
  • El índice ultravioleta (IUV) solar mundial es el patrón internacional para medir las radiaciones ultravioleta; fue elaborado por la OMS, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización Meteorológica Mundial. Es un instrumento que sirve para concienciar a la población y advertir a las personas de la necesidad de adoptar medidas de protección cuando se exponen a la radiación UV.

 

Recuerde:

La mejor protección contra el sol es:

– Evitar en lo posible la exposición, al menos entre las 11:00 y las 16:00 horas (período en que la exposición ultravioleta es mayor).

– Resguardarse a la sombra y vestir ropa protectora.

– Usar pantallas o cremas solares. Aunque el efecto protector de estas pantallas está claro en el carcinoma espinocelular, es menos evidente en el melanoma y el carcinoma basocelular.

Aunque no sea una persona de riesgo, también puede padecer cáncer de piel.

Si tiene dudas sobre alguna mancha en su piel, déjanos tu comentario.

 

 

Fuente: //www.saludcastillayleon.es/AulaPacientes/es/dias-mundiales-relacionados-salud/dia-europeo-prevencion-cancer-piel-14f5bf

Author Info

admin

No tiene comentarios

Deja un comentario